sábado, 25 de julio de 2015

TRIQUIÑUELA

 Por donde camino me encuentro con ellos,

si son los títeres, los más preciosos

los que juegan al jueguito de la imaginación.

Ellos nos divierten y nos provocan varios sentimientos.

Si los títeres son preciosos,

saben vestir bien,

se portan bien

hasta engordan bien.

Una miradita del títere y caerás

en la profunda miseria y banalidad
.
¿Y quién maneja al títere? ¿A los títeres?

Ellos están por todos lados.

Ríen eternamente en tu función de teatro ordinario.

Carcajadas, y estás cayendo.

Carcajadas, por tu precariedad.

Carcajadas, por tu infelicidad.

Carcajadas, y me detengo si aprendes a odiar.

¡Sí, los títeres son preciosos!



Adriana Comán




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada