martes, 17 de febrero de 2015

"Cuerpos Silenciados"

 Qué mudo se ha quedado el cuerpo
ante la desazón del alma,
masticando los tejidos,
anestesiando el pensamiento.

En el mundo danzan los infames,
se mueren los civiles,
los nervios tambalean,
coordinación apagada,
el sin sentido absorbe
la sangre detenida
en el páramo del mundo,
donde se alimentan algunos.

Apenas se enciende el pestañeo
la injusticia atropella a los asténicos,
a los que siguen vivos.
¡No te atrevas!

Los cuerpos son ahora nuestros cimientos,
los muros, las ventanas, los techos
de nuestros hogares;
la sangre es la bebida
de largas generaciones,
la impunidad ha plantado
su bandera de gloria en la historia.

Qué mudo se ha quedado el cuerpo
anda gateando al tiempo
pretende quitarle un segundo
de amor, de felicidad,
tener la victoria de decir nunca más
para silenciar el chillido
de la ruleta que sigue girando.

                                                 Autora: Adriana Comán.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada